Wednesday, July 09, 2014


   De Calderón a Mireles:
                             La criminal "guerra contra el narco":
                                            
                                                 Edgar González Ruiz



    Miles de muertos y muchos abusos perpetrados por militares, policias y narcotraficantes, fue el saldo de la criminal "guerra contra el narco" que desarrolló Felipe Calderón durantre su sexenio, con apoyo de medios de comunicación y de sectores empresariales y clericales.

    Apenas salió Calderón del poder cuando, en su mismo estado natal, en Michocán, surgen grupos armados (las llamadas "autodefensas") que pretenden combatir al narco y por ende buscan perpetuar, con sus propios medios, la política autoritaria y genocida del expresidente espurio.

    Suscita suspicacias el apoyo que personajes del clero y del activismo católico dispensaron desde un principio a las llamadas "autodefensas", que con sus acciones promueven el uso de armas y la organización paramilitar.

    Hace unos meses, algunos curas de esa entidad, llegaron al extremo de equiparar el movimiento de las autodefensas con el de los fanáticos cristeros de los años 20.

    Las armas sirven para matar, para destruir al prójimo, por lo que es paradójico que las filas clericales, que se dicen defensoras a ultranza de la vida (cuando se trata de oponerse al aborto) respalden en este caso el uso de recursos letales.

    Pero, ante todo, son sus propios objetivos los que desacreditan a las autodefensas.
 
Crear bandas armadas, grupos paramilitares, para combatir al narco resulta a la vez criminal y ridículo, porque esa estrategia estimula la violencia y porque nunca se acabará así con el negocio del narcotráfico, que hoy en día es tan poderoso precisamente por los estímulos que le brinda el clandestinaje derivado de la prohibición.

    Sólo la despenalización de las drogas puede acabar con la violencia y la corrupción asociada al narco, pero además es la única solución acorde con el respeto a la libertad personal para decidir qué sustancias se quieren o no consumir.

    Es una historia que ya se vivió en Estados Unidos en la época de la prohibición del alcohol,  principios del siglo XX, y que no terminó con el alcoholismo,  pero sí estimuló poderosamente el gangsterismo y la corrupción policiaca.      

    Sólo la derogación de la llamada "ley seca" resolvió esos problemas; habría sido tan infantil como genocida que -con la deplorable lógica de las "autodefensas"-  los ciudadanos se hubieran armado con pistolas y ametralladoras para combatir a los gángsters y contrabandistas de alcohol. De nada habría servido, sino solamente para estimular el crimen y la corrupción.

   Es triste pensar que nuestro país, que algún día estuvo a la vanguardia en muchos cambios sociales, hoy esté tan atrasado en algunos aspectos,  de tal suerte que mientras en Estados Unidos, pese a su puritanismo tan arraigado, ya se inició la despenalización de las drogas, acá vivimos todavía en la época de la prohibición rigurosa y del total clandestinaje.   

    Es preocupante que algunos sectores de la izquierda se hayan apresurado a defender a Mireles y sus huestes, pues me parece difícil que compartan su objetivo de proseguir la lucha armada contra el narco, que tan desastrosos resultados mostró en la época calderonista.

    Probablemente, algunos idealizan a Mireles porque lo ven como un personaje que se ha enfrentado al gobierno de Peña Nieto y porque éste, alegan, no ha sido respetuoso de sus derechos.

    Pero una cosa es su encarcelamiento, injusto o no, y otra la causa por la que dice luchar,  totalmente reprobable en la medida en que, en realidad, plantea la continuidad de la guerra contra el narco.

    Quienes apoyan a Mireles y a la vez pretenden defender causas justas y progresistas, debieran más bien apoyar  la necesaria despenalización de las drogas, y no proyectos que tiene tintes fascistas, en la medida en que promueven el uso de las armas y la imposición de prohibiciones en la esfera privada.

   
   

Tuesday, July 01, 2014

Panistas detenidos en Brasil


Panistas en Brasil:

                                        Violencia y abusos sexuales

                                                   Edgar González Ruiz                                                                          

 

        Acción Nacional es el partido que se ha opuesto sistemáticamente a las libertades sexuales, al aborto, a la diversidad y donde  se enarbolan consignas como la supuesta defensa de la familia y de “los valores”,  meros eufemismos de actitudes mojigatas y santurronas.

        Es el partido donde siempre ha predominado un conservadurismo cerril que hace años llevó a funcionarios de esa filiación a prohibir las minifaldas en Guadalajara y a desatar en varias entidades verdaderas cruzadas  contra espectáculos eróticos e incluso contra la educación sexual.

       Es el partido que hoy se opone radicalmente al matrimonio homosexual, aunque se trate, por definición, de relaciones que se llevan cabo entre adultos y por mutuo consentimiento.

       Pero actitudes tan represivas y pudibundas suelen ir de la mano con una gran hipocresía, con una doble moral que puede llevar a algunos de sus defensores a buscar los contactos eróticos incluso mediante la violencia y el abuso.

       De ello dieron magistral lección dos panistas, funcionarios de la delegación Benito Juárez, que en Brasil, a donde viajaron para presenciar la Copa Mundial de Futbol, fueron detenidos por recurrir a la violencia y al abuso sexual.

       El pasado 30 de junio, en las páginas Web y redes sociales circulaba la información de que cuatro mexicanos habían sido detenidos por autoridades brasileñas, sin derecho a fianza, luego de que tocaran las partes íntimas de una mujer brasileña, golpearan a su esposo y a uno de sus hermanos. (http://www.imagenzac.com.mx/nota/detienen-a-mexicanos-en-brasil-entre-el-21-44-qs)

       Entre los detenidos se cuentan dos exdiputados panistas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Sergio Israel Eguren Cornejo y Rafael Miguel Medina Pederzini, quienes con su comportamiento difunden además una pésima imagen de la sociedad mexicana.

      De acuerdo con el sitio Lance.net, de Brasil, los mexicanos se encontraban a bordo de un taxi, cuando pasaron junto a la víctima tocando sus partes íntimas, ante lo cual su esposo reclamó a los hoy detenidos, que bajaron del taxi y lo golpearon.

       Tanto Sergio Eguren, como Rafael Medina siguen perteneciendo al PAN; el primero funge como director General de Desarrollo Delegacional de Benito Juárez, mientras que el segundo es director General de Gabinete y Proyectos Especiales de la misma demarcación, la única que, sigue en manos de la derecha.

      Ambos panistas han sido diputados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

       Como tal, Eguren Cornejo se destacó por su intransigencia en la lucha contra los derechos de las parejas homosexuales.

        En noviembre de 2009, proclamaba la defensa de “la familia como institución básica de la sociedad”  y alegaba que si se legalizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, el DF se convertiría en “la jaula de las locas”. (La Jornada, 11 de noviembre de 2009)

        Se oponía también a que las parejas gay puedan adoptar a menores y cuestionaba: “      ¿Qué garantía de vida normal podemos dar a una persona cuando dos personas del mismo sexo lo quieren adoptar, si hoy en día tenemos problemas de familias disfuncionales aun siendo heterosexuales?

        Actitudes tan moralistas contrastan con las que el propio panista, transgrediendo elementales normas éticas y legales, exhibió en Brasil.

        Cabe preguntarse: ¿en qué tipo de familia disfuncional creció él para llegar a comportarse así, de manera tan prepotente y violenta, sin respetar mínimamente a las mujeres ni a sus parejas?

        Por los trillados y corruptos caminos de la política, personajes como él llegan a tener en sus manos la posibilidad de limitar los derechos legítimos de los demás en aras de criterios moralistas, de los que hacen escarnio con su propio comportamiento.

        Por su parte, Medina Pederzini también se ha ganado fama como moralista intransigente y radical.

        Hace tres años, promovió en la ALDF una iniciativa para castigar la infidelidad conyugal con la imposibilidad de heredar.

        Tal planteamiento motivó críticas y reflexiones como las vertidas por un articulista en esa época:  “ Solamente en una mentalidad inflexible, totalitaria y esquematizada, puede haber ocurrencias de esta naturaleza. …Por eso preocupa aún más que Medina Pederzini haya sido un formador de cuadros jóvenes en el panismo del Distrito Federal. Proponer barbaries como la de no heredar a los infieles es el principio para luego quemar en las plazas públicas a los presuntos culpables”  (http://www.porlalibre.mx/6125.html)

        Paradójicamente, el comportamiento exhibido por Pederzini en Brasil, de abusar de una mujer, lo convertiría en transgresor de las normas de fidelidad que él dice defender en forma tan absoluta.

      En círculos panistas se considera a Pederzini cercano a Mariana Gómez del Campo, exnovia, a su vez, del delegado de Benito Juárez, Jorge Romero.

       Comoquiera que sea, Pederzini tiene una muy controvertida trayectoria política.

      A la llegada de Jorge Romero como titular de la Delegación Benito Juárez, se comentaba:   “Rafael Miguel Medina Pederzini, a cargo de la Dirección General de Coordinación de Gabinete y Proyectos Especiales de BJ, tiene cola que le pisen. En la campaña electoral de 2012 fue señalado y acusado formalmente ante la Fepade por la presunta compra de votos y según la información recabada por políticos de oposición, el entonces precandidato a la jefatura delegacional de Álvaro Obregón, “condiciono la ayuda del programa Oportunidades” para que se votara por él. Este funcionario nos cuesta mensualmente más de 74 mil pesos” (http://dondeestaeldelegado.wordpress.com/2014/03/13/el-cartel-de-jorge-romero-herrera-en-la-delegacion-benito-juarez/)

       Lo que una persona es se refleja a lo largo de su vida, en sus obras y en sus acciones, por lo que no es extraño que la inmoralidad y los abusos de este panista aparezcan tanto en el contexto sexual como en el político, entre otros.

       El lunes 30 de junio por la noche,  Jorge Romero anunciaba que de comprobarse cualquier conducta indebida, “cualquier funcionario será cesado inmediatamente de su cargo” en Benito Juárez y pedía esperar a que se conociera la versión del consulado mexicano.

       La mañosa retórica de Romero parece encaminarse a ganar tiempo para encontrar la manera de librar del castigo a sus colaboradores del merecido castigo a los delitos que cometieron en Brasil.

      Para ello, quizás los tramposos y santurrones panistas busquen el apoyo del gobierno de Peña Nieto, o de políticos de otros partidos, o de la alta jerarquía del clero, tan dispuesta en algunos casos a defender a los abusadores sexuales.

     Tal vez, en el estilo más sucio del panismo, el que encarnó Felipe Calderón, busquen intimidar a las víctimas (si están en posibilidades de hacerlo) o negociar con ellas para que proporcionen alguna versión distinta de los hechos.

    

Monday, March 18, 2013

Ultraderecha argentina: FASTA y Bergoglio





Vínculos ultraderechistas; Bergoglio y FASTA

Edgar González Ruiz

El nuevo pontífice, el argentino Jorge Mario Bergoglio es uno de tantos prelados de Sudamérica, afines a la derecha y a los militares conservadores.

En 2005, el periodista argentino Horacio Verbitsky publicó su libro El silencio, donde documentó la complicidad de religiosos argentinos, entre ellos, y de manera muy importante Jorge Bergoglio, con la dictadura militar que encabezaba el general Rafael Videla, torturador, genocida y ferviente católico, acostumbrado a rezar el rosario todos los días..

Según esa información, Bergoglio había retirado su protección a dos sacerdotes de su orden que realizaban tareas sociales en barrios marginales.”

“Los dos religiosos -Orlando Yorio y Francisco Jalics- fueron detenidos en mayo de 1976 y permanecieron en cautiverio durante cinco meses en la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) hasta que fueron liberados.”

En su libro autobiográfico "El Jesuita", publicado también en 2010, Bergoglio alegó que no había podido salvar a los religiosos: "Hice lo que pude con la edad que tenía y las pocas relaciones con las que contaba, para abogar por personas secuestradas". (http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/03/130313_papa_vaticano_francisco_eleccion_bergoglio_vinculos_gobierno_militar_jg.shtml)

Sin embargo, el sacerdote Yorio, que junto con su colega Jalics fue torturado y fue retenido en la ESMA negó que Bergoglio hubiera intervenido a favor de ellos. (.http://www.larepublica.pe/14-03-2013/francisco-papel-de-bergoglio-en-dictadura-de-videla-ensombrece-su-pasado)

En otros momentos de su trayectoria clerical, Bergoglio ha sido fiel a sus tendencias represivas y conservadoras.

En Argentina, el pintor León Ferraro ha desatado la ira de Bergoglio y de grupos extremistas que han organizado cruzadas para censurar sus obras.

En Buenos Aires, en el 2000, se denunció que grupos extremistas, del tipo de Tradición, Familia y Propiedad, intentaron censurar una exposición de Ferraro. A fines de 2004 se registraron nuevas reacciones con motivo de la retrospectiva 1954-2004, alentadas por “la máxima jerarquía católica mediante un volante distribuido en todas las iglesias y medios de comunicación propios y ajenos”, por el cardenal Jorge Bergoglio. (Emilio Marín “Las afiladas tijeras del cardenal no pudieron con un León” en Argenpress)

Civilización occidental y cristiana, una de las obras de la exposición, mostraba un Cristo entre misiles de un avión norteamericano, y data de la época de la guerra de Vietnam, que como la de Irak hoy en día despertó en aquel tiempo el entusiasmo de sectores rabiosamente anticomunistas. Según Bergoglio, ese tipo de imágenes no pueden exhibirse.

En fin, el nuevo pontífice es amigo de grupos ultraderechistas y militaristas como FASTA, Fraternidad de Agrupaciones Santi Tomás de Aquino, fundado en Argentina en los años 60 por Anibal Fosbery, viejo conocido de Bergoglio.

De acuerdo con Horacio Verbitsky, FASTA es “una organización confesional que colaboró con altos jefes del gobierno militar de 1976 a 1983” (http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-73828-2006-10-01.html).

En Argentina se ha comentado también que “Esta fraternidad nacionalista de derecha fue fundada por el sacerdote dominico Aníbal Fosbery, quien a principios de abril del 2003, al inaugurar una sede de FASTA en Bariloche, defendió a un oficial nazi juzgado por el asesinato de 335 civiles en 1944” (https://groups.google.com/forum/#!msg/forotopia/d-r8C0F1Cgo/naq7wo0zDJcJ)

FASTA glorifica la guerra de las Malvinas, que libró Argentina contra Inglaterra en 1982, y a la que califica como “una guerra justa”, en la que “el pueblo argentino se sintió verdaderamente unido”; de los militares y reclutas que participaron afirma: “no murieron por odio, sino por amor a Dios, a la patria, a todos nosotros” (véase el video FASTA: http://tu.tv/videos/malvinas-25-anos)

Ese grupo controla escuelas en Argentina y en otros países como España; tiene presencia también en Perú, y se caracteriza por el control que ejerce sobre sus adeptos, agrupados en “milicias”, y a quienes entrena para agredir a los que identifica como críticos del catolicismo.

Se ha denunciado que los dirigentes de FASTA “Utilizan a los jóvenes -totalmente fanatizados-como soldados, para provocar disturbios en los eventos que ellos consideran inapropiados, incitando a la violencia y con la cobardía de utilizar menores para esos actos delictivos”. (http://wwwislamgurea.blogspot.mx/2009/10/secta-nazi-operando-en-espana.html)

Se trata de tácticas que junto con otros grupos derechistas han puesto en práctica los“milicianos” en otras latitudes para desacreditar por ejemplo a los que ellos consideran “abortistas”, es decir, a los partidarios de la despenalización del aborto y de la anticoncepción. Esos medios incluyen, entre otros, proclamar a gritos acusaciones graves contra sus adversarios, tratar de crear trifulcas, exigirles agresivamente una discusión inmediata para luego interrumpirlos con consignas que repiten constantemente, a veces desde diferentes lugares de un auditorio o espacio abierto, por milicianos distribuidos convenientemente, así como el viejo truco de usar homónimos para evitar que los agresores sean identificados y, desde luego, exhiben actitudes hostiles hacia aquellos fotógrafos o camarógrafos que tratan de documentar sus acciones con una visión crítica o independiente


En diciembre de 2005,en Lima, Perú, tuve ocasión de presenciar la violencia e intransigencia de los “milicianos” de FASTA, pues acudieron a sabotear la presentación de mi libro Cruces y Sombras. Conservadurismo católico en América Latina. (véase el video de esos hechos en: http://www.youtube.com/watch?v=QB6w_niXd4M; v.t. la página http://argentina.indymedia.org/news/2005/12/357880.php

Bergoglio ha sido aliado y promotor de FASTA, en cuyas actividades suele participar.

El 5 de diciembre de 2009, Bergoglio ordenó como sacerdotes a los “milicianos diáconos” de FASTA Daniel Quevedo y Federico Rossini, en la basílica Nuestra Señora del Rosario del Convento de Santo Domingo, “ante una multitud de asistentes venidos de distintos puntos del país, de España y del Perú”. ((http://www.aicaold.com.ar/index.php?module=displaystory&story_id=19719&format=html&edition_id=1152)

El 17 de junio de 2012, el entonces arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, junto con Aníbal Fosbery, presidió en la catedral metropolitana de Buenos Aires, la misa de acción de gracias por el 50 aniversario de la fundación de FASTA.

En su homilía, Bergoglio exaltó los rasgos militaristas de FASTA: “Ser miliciano -término con el cual se identifican los miembros de Fasta-habla del compromiso, de trabajo, de entregarse al Evangelio, y que es, en definitiva, militar en la santidad”, y exhortó a los miembros de FASTA a “seguir sirviendo a la Iglesia, en la santidad, siendo milicianos en la exigencia propia…”

Al finalizar la ceremonia, el presidente jurisdiccional de Fasta Buenos Aires, Edgardo Manassero, entregó al cardenal una placa en agradecimiento por su acompañamiento pastoral a la obra de Fasta. (http://www.aica.org/2158-el-cardenal-bergoglio-presidio-la-misa-por-los-0-anos.html)

A su vez, FASTA ha tomado parte activamente en las campañas encabezadas por Bergoglio contra la despenalización del aborto y contra el reconocimiento del matrimonio homosexual.

La elección de Bergoglio como pontífice, fue recibida con entusiasmo por Aníbal Fosbery, quien con ese motivo le expresó: "Gracias, querido y recordado monseñor Jorge Mario Bergoglio, obispo auxiliar del inolvidable cardenal [Antonio] Quarracino. Usted bendijo mis sueños apostólicos y bendijo el envío de nuestros laicos de FASTA, luego de los sacerdotes y ahora de las 'catherinas' (religiosas laicas consagradas). Transformado por gracia del Espíritu Santo en el papa Francisco, nos sigue escuchando, acompañando, enviando". (http://www.aica.org/5558-instituciones-movimientos-eclesiales-saludaron-la-eleccion-de-francisco.html)

La llegada de Bergoglio al Vaticano representará un gran aliciente para las actividades de peligrosos grupos como FASTA, al que él ha estado vinculado.


Enemigo de los derechos sexuales.

Desde luego, Bergoglio, como muchos otros jerarcas, se ha distinguido también como enemigo del aborto y del matrimonio homosexual, y se ha enfrentado en esos temas incluso al gobierno de su país.

En una carta pastoral sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, -legalizado en Argentina desde julio de 2010, Bergoglio manifestó: "No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios…no se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una 'movida' del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios".

Es decir, Bergoglio concibe los derechos de los homosexuales como obra del demonio: "aquí también está la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra".

Bergoglio rechaza la legalización del aborto incluso en el caso de violación y a pesar de tener tanta simpatía por el militarismo, con hipocresía habla del “valor supremo de la vida”, quela jerarquía católica limita al caso del aborto.

El actual pontífice ha participado en el Consejo Pontificio para la Familia, organismo creado por Juan Pablo II para promover el activismo antiabortista en todo el mundo.

El 10 y 11 de octubre de 1998 se llevó a cabo el Primer Encuentro de Jóvenes pro-vida del Mercosur, en el Colegio De La Salle de Buenos Aires. Según comentó la agencia Zenit, el evento contaría con representantes de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y Perú y la lista de ponentes contemplaba al entonces presidente del Consejo Pontificio para la Familia; el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, así como a conocidos dirigentes de grupos provida.

También apoyó el evento, como arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge Mario Bergoglio, quien pidió al Espíritu Santo que «ilumine, fecunde y lleve a feliz término las deliberaciones».

En su enfrentamiento con Cristina Kirchner, Bergoglio hizo  arrogantes afirmaciones misóginas, como esta, difundida el 4 de junio de 2007: "las mujeres son naturalmente ineptas para ejercer cargos políticos", refiriéndose a la candidatura presidencial de la Senadora Cristina Fernández de Kirchner. "El orden natural y los hechos nos enseñan que el hombre es el ser político por excelencia; las Escrituras nos demuestran que la mujer siempre es el apoyo del hombre pensador y hacedor, pero nada más que eso". (News Agency Telam 4 de junio de 2007

:






Monday, December 03, 2012

Ataque al Hemiciclo: ¿obra de la extrema derecha?

El ataque al Hemiciclo: ¿Provocaciones derechistas?

                              Edgar González Ruiz


   La toma de posesión de Peña Nieto desató valientes protestas de diferentes sectores sociales, pero junto a ellas hubo actos de vandalismo que pudieron haber sido fraguados por la extrema derecha, que a su vez es brazo político del clero.

    Me refiero específicamente a los ataques contra el Hemiciclo a Juárez, la figura más odiada por el clero en la historia de México, pues sólo las huestes derechistas católicas tienen el interés de atentar contra la memoria del Benemérito.

    El pueblo de México respeta, por el contrario, la gesta histórica de Juárez. De orígenes humildes y de raza indígena, Juárez llegó a ser no sólo presidente de México, sino el más grande héroe de nuestra historia, luego de haber tenido el valor y la energía para enfrentarse a fuerzas tan poderosas como el clero católico y como el ejército imperial de Napoleón III.

   Su lucha abrió espacios de libertad por encima de las imposiciones religiosas, y libró a nuestra nación del dominio extranjero. En los últimos años, el Hemiciclo ha sido centro de reunión de movimientos defensores del estado laico y de los derechos de las minorías. Fue, además, importante centro de reunión del movimiento contra el fraude electoral en 2006. El inconfundible estilo de Calderón
  
    Los hechos de vandalismo contra el monumento al Benemérito lucen el inconfundible estilo de burda provocación que caracterizó el sexenio del hoy expresidente Felipe Calderón, mandatario espurio, católico y derechista.

   No es creíble que de manera espontánea un grupo de jóvenes autodenominados “anarquistas” salgan a la calle a cometer destrozos con el pretexto de protestar contra el retorno del PRI y se ensañen precisamente con lugares como el Hemiciclo a Juárez y el Museo de la Tolerancia, y hagan objeto de su barbarie a las obras de restauración que laboriosamente llevó a cabo el gobierno de la Ciudad de México en la Alameda Central.

   No es probable que hayan sido espontáneas esas muestras de barbarie, pues tienen un contenido ideológico muy claro, al expresar, no la justificada desconfianza de muchos, hacia Peña Nieto y hacia el PRI; sino la rabia de la ultraderecha por lo que para ella puede significar el cambio de gobierno. En la visión histórica de la extrema derecha, el retorno del PRI significa el de Juárez, en la lucha todavía vigente entre liberales y conservadores, en detrimento de la hegemonía plenamente católica y conservadora que durante seis años encabezó Calderón.

   En realidad, los priístas de hoy en día no son buenos herederos del Benemérito de las Américas, pues están dispuestos a ceder frente al clero, pero de todos modos, el partido favorito de la jerarquía católica será siempre el PAN, que es su propio partido, su brazo político, que le es fiel de manera incondicional, y no con el pragmatismo que caracteriza a políticos del tricolor.. Si esas protestas hubiesen sido genuinas, sería incomprensible que se centraran además en otro de los entes odiados por la ultraderecha: el gobierno de la ciudad de México, el mismo que despenalizó el aborto y que por sus políticas sociales ha gozado del apoyo de la población.

   A Calderón ese vandalismo que mediante un burdo engaño trató de disfrazarse de “anarquista” le resulta, por si fuera poco, muy oportuno, pues desvía la atención del tema obligado de lo sanguinario y desastroso que fue su gobierno.

   Quienes acudieron a dañar el Hemiciclo y la Alameda sirvieron como instrumento para expresar las fobias derechistas: contra Juárez y contra el gobierno de la ciudad. Los ataques contra Juárez En la historia de la ciudad y del país, la derecha ha agraviado en varias ocasiones la memoria de Juárez. En 1946, la UNS promovió el partido Fuerza Popular, que el 19 de diciembre de 1948, organizó un acto público donde uno de sus militantes encapuchó la escultura de Juárez en el Hemiciclo , por lo que ese partido perdió su registro.

    Dicho acto fue el corolario del X Congreso de Jerarquía del Movimiento Sinarquista, que desde días antes se reunía en la ciudad de México, y que decidió despedir a los delegados en un acto público en el Hemiciclo. Según la crónica publicada por El Universal el 21 de diciembre de 1948: los oradores criticaron a funcionarios del gobierno, lo mismo que a figuras históricas como Hidalgo y Juárez, “calificándolos con virulencia y falta de respeto”

   El mitin, que empezó ese domingo al mediodía, terminó a las 4 de la tarde, y en ese momento “uno de los más exaltados sinarquistas…trepó con rara habilidad hasta la estatua del benemérito Benito Juárez y le cubrió el rostro con un capuchón negro mientras lanzaba estentóreos gritos y decía que aquel acto era simbólico porque con el capuchón sobre la cabeza de Juárez quedaba cubierta una de las etapas de ignominia y desvergüenza de la historia patria” La historia oficial del sinarquismo sigue glorificando el episodio antijuarista, acerca del cual Jesús Guisa y Acevedo escribió en Orden: “El Indio T. representa un México que no es México…es un supertraidor…representa el odio a la Iglesia, el reino de la masonería, la ideología del progreso…” (Historia Gráfica del Sinarquismo, T. 2, p. 73)

  Años después, el odio clerical contra Juárez se expresó en un raro acontecimiento que tuvo lugar nada menos que en la Catedral Metropolitana. El 21 de marzo de 1997, aniversario del natalicio de Benito Juárez, en el asta de Catedral, la bandera amaneció colocada a media asta y al revés. (Véase La Jornada 22 de marzo de 1997) En aquel tiempo la Dirección de Gobierno de la Secretaría de Gobernación informó que abriría un expediente para investigar si la Iglesia católica había violado la ley con ese hecho, pero al parecer el asunto no pasó a mayores.

  Hay que recordar que al llegar al poder, Fox mandó retirar el retrato de Juárez de su despacho en Palacio Nacional, mientras que, desde la secretaría de Gobernación, Carlos Abascal se afanó en borrar de la memoria popular el recuerdo de Juárez y de otros héroes de la historia, modificando el calendario cívico para otorgar días de descanso sin contenido histórico.

   Los recientes ataques contra el monumento a Juárez pueden entenderse como una advertencia de que la ultraderecha es poderosa y aunque ya no ocupe la presidencia uno de sus hombres, sigue contando con el apoyo de muchos empresarios y medios de comunicación y con la capacidad de organizar provocaciones y grupos de choque.

Tuesday, May 10, 2011

El gobierno de Fecal y el movimiento de Sicilia
Edgar González Ruiz

Luego del fraude electoral del 2006, Calderón tomó posesión de la presidencia con ayuda del ejército, de empresarios, de una jauría mediática que desde entonces se ha dedicado a alabarlo sin medida, de sectores de la jerarquía católica y de grupos conservadores.
Ha gobernado mediante el ejército, ensangrentando al país con el pretexto absurdo de una llamada “guerra contra el narco”; en ello ha contado con la complicidad de muchos medios de comunicación, que se han prestado a esa farsa.
La tónica de Fecal ha sido la agresión sistemática contra el pueblo mediante medidas contrarias a su subsistencia, pero afines a los intereses económicos de la derecha, desde el aumento de precios de productos básicos, de servicios y de impuestos, hasta el ataque contra los derechos de los trabajadores.
A lo largo de este sexenio, regido por un gobierno de origen ilegítimo y de raíces católicas conservadoras, ha prevalecido el ataque sistemático contra el estado laico, con hechos que incluyen lo mismo la subordinación de las dependencias del gobierno federal a los proyectos clericales, que la impunidad de los jerarcas católicos que delinquen, sea Onésimo Cepeda, Norberto Rivera o cualquier otro, y el encarcelamiento de las mujeres que abortan, propiciado no sólo por los panistas, sino por políticos oportunistas del PRI y de otros partidos, que de esta manera pretenden aprovecharse para su propio beneficio de la derechización que ha experimentado la política mexicana desde el 2000, y antes, desde la llegada de Salinas de Gortari al poder, en 1988. Hay que recordar que él fue el gran aliado del PAN y de la jerarquía católica.
En ese contexto, surge un movimiento encabezado por el escritor católico Javier Sicilia, motivado por el dolor de gente que se ha visto afectada por la llamada “guerra” de Calderón, como el propio Sicilia, quien en ella ha perdido a uno de sus hijos.
En esa medida, se trata de un esfuerzo notable, que tiene verdaderas raíces, pero que exhibe también aspectos bastante discutibles.
Uno de ellos, muy elocuente, es el evidente apoyo que ha recibido el movimiento por parte no sólo de sectores y periodistas críticos sino de medios y grupos oficialistas, como nunca ha ocurrido con un movimiento que verdaderamente exprese las necesidades del pueblo, como fue en 2006 el de López Obrador.
Resulta que estaciones de radio, espacios de televisión, primeras planas de periódicos oficialistas e incluso voces del arzobispado, ha estado apoyando las marchas organizadas por Sicilia, que también han contado con el apoyo del movimiento zapatista, el EZLN.
Obviamente, si cadenas de radio estuvieron difundiendo favorablemente la información sobre la marcha y si en la misa dominical de Catedral se elogió la misma, esas son, más bien, razones para desconfiar de ella.
En el caso del EZ, llama la atención el contraste entre la férrea oposición que hace cinco años manifestaron contra el movimiento de AMLO y el apoyo absoluto que ahora brindan al de Sicilia, quien a su vez en muchos de sus discursos y proclamas, manifiesta un respeto demasiado grande, e incomprensible, hacia el gobierno ilegítimo de Calderón.
Luego de la marcha del domingo 8 de mayo, los medios retomaron como principal propuesta de Sicilia la renuncia de Genaro García Luna, titular de la SSP; y no Calderón, el principal responsable de lo que ha ocurrido a lo largo de este sexenio. ¿qué confianza puede merecer un movimiento que apela a usurpador Calderón, para resolver los problemas que él mismo ha creado?.
Si ese es el sentido del movimiento de Sicilia, parecería más bien uno de tantos productos sexenales de las intrigas palaciegas y de los intereses sucesorios. Seguramente, Fecal y García Luna habrán tenido problemas y habrá algún panista deseoso de ocupar el cargo, y a quien le vendrá de perlas la susodicha demanda, pero ¿qué le puede interesar al pueblo que sea una persona en lugar de otra quien en determinada secretaría sirva como testaferro a Calderón?
En el mitin del domingo, algunas personas manifestaron precisamente su rechazo de Fecal, protestas que fueron acalladas por los organizadores, ante lo cual, esos disidentes abandonaron el acto. Cabe preguntarse: ¿por qué tanto respeto de los primeros ante el gobierno ilegítimo?.
Sin embargo, el movimiento tiene otras seis demandas, que a mi entender tampoco son ni las más importantes para el país en el momento en que vivimos, ni las más básicas, ni las más convincentes, pues en general no niegan las premisas en que descansa la supuesta “guerra de Fecal” contra el narco, sino que se resumen sólo en un cambio en sus aspectos más escandalosos y sangrientos.
Concretamente, esas demandas son: 1) Esclarecer asesinatos y desapariciones y nombrar a las víctimas; 2) Poner fin a la estrategia de guerra y asumir un “enfoque de seguridad ciudadana”; 3) combatir la corrupción y la impunidad; 4) “combatir la raíz económica y las ganancias del crimen” (lo cual puede ser simplemente, una vía para que el gobierno de Fecal encuentre nuevas formas de saqueo y de corrupción); “Exigimos la atención de emergencia a la juventud y acciones efectivas de recuperación del tejido social: La seguridad ciudadana no se resolverá con armas y violencia”; 5) “Una política económica y social que genere oportunidades reales de educación salud cultura y empleo para jóvenes…”; 6) democracia participativa.
Los puntos 1) a 4) son sólo propuestas para llevar a cabo de otra manera, los objetivos fecales de la “guerra contra el narco”; en realidad, el problema del narco surge de la penalización del consumo de drogas, medida a todas luces abusiva y contraria a las libertades personales.
Por el contrario, el 5, aborda un verdadero problema social, más allá de la sangrienta secuela creada por Fecal: el de la atención a los jóvenes, en aspectos como salud, educación, etc; ello es bueno, pero esa demanda es, con todo menos urgente que la atención a los adultos mayores, que fue una de las premisas de las movilizaciones del 2006.
No es difícil percatarse de que hay problemas más importantes y más básicos que todo lo relacionado con la “delincuencia organizada”; uno de ellos es la falta de recursos de gran parte de la población, sea por el desempleo, entre los jóvenes, o por la prolongación de la esperanza de vida bajo condiciones muy desfavorables, en lo referente a muchos ancianos, como los millones que a lo largo de su vida no pudieron enriquecerse robando a la nación, a la manera de Fox, de Sahagún y de los actuales gobernantes.
Obviamente, quien carece de lo más necesario, no tiene como principal preocupación ser víctima de un secuestro por parte de alguna poderosa banda del “crimen organizado”; su temor, más bien, es que los precios de alimentos, y de servicios, así como los impuestos puedan elevarse cada día más, al grado de ser incosteables, esa es su verdadera “inseguridad”.
Con toda probabilidad, el temor de los trabajadores despedidos del SME o de Mexicana no es que los “narcos” vayan a enviar “sicarios” a despojarlos de inexistentes fortunas, sino cómo poder subsistir ellos y sus familias, ante la pérdida de su fuente de ingresos.
Lo anterior parece obvio; sin embargo, la derecha, y la derechizada política nacional , con su poderoso aparato mediático ha logrado hacer creer a mucha gente, que hasta tiene que empeñar sus bienes para pagar sus deudas o para sobrevivir, que son millonarios, amenazados por “la delincuencia organizada”.
Para las mujeres que están en prisión por haber recurrido al aborto, su prioridad es lograr su libertad, anulada por fuerzas que intentan anular el carácter laico del estado, es decir, imponer a toda la sociedad, normas religiosas.
Una prioridad de las parejas homosexuales es la posibilidad de que se reconozcan legalmente sus derechos, como sucede ya en la ciudad de México, pero no en muchas otras entidades; nuevamente, el único obstáculo para que eso se haga realidad, es la fuerza de la derecha católica.
Muchos anhelamos que cese la injerencia de sectores de la jerarquía católica, en aspectos de la vida institucional, que van desde la educación pública hasta la política demográfica. También deseamos que cese el maridaje entre la jerarquía religiosa y el gobierno, como ha ocurrido con Fecal.
Por esas razones, en lo personal no me siento identificado con las propuestas de Sicilia, y más bien desearía ver otras como estas: 1) Que renuncie Calderón a una presidencia que asumió en forma ilegítima; 2) Que el ejército vuelva a los cuarteles; 3) Despenalización de las drogas; 4) Respeto al estado laico; 5) Inmediata liberación de las mujeres que en diferentes entidades están presas por haber abortado; 6) Legalización del matrimonio homosexual en todo el país; 7) Defensa de la educación pública; 8) Defensa del bienestar y de los derechos de los trabajadores y de sus estructuras sindicales; 9) Eliminación de cargas impositivas como el IETU y el impuesto a los depósitos en efectivo; 10) Limitación de los privilegios de los bancos, del duopolio televisivo y de otros sectores empresariales; 11) Ampliación del bono alimentario y otros beneficios a los ancianos, desde los 60 años de edad; 12) Juzgar a Fox y a Calderón por los crímenes que durante sus respectivos sexenios cometieron.

Wednesday, April 27, 2011

Protestas en Catedral: rebeldía justificada

Protestas en Catedral: rebeldía justificada

Edgar González Ruiz



La Catedral Metropolitana de la ciudad de México se ha convertido en escenario de protestas, que surgen en un contexto nacional marcado por el contubernio de la jerarquía católica con el gobierno espurio de Calderón.

La última de ellas ocurrió el pasado domingo 24 de abril, cuando media docena de personas, al parecer pertenecientes a un grupo evangélico, irrumpieron en la misa dominical y rompieron una imagen de la virgen de Guadalupe, que ellos mismos llevaban, en lo que al parecer fue una muestra de inconformidad con la idolatría auspiciada desde las esferas del poder.

La jerarquía católica ha tratado de aprovechar el incidente para victimizarse e incluso para pedir el castigo de esas personas, que en realidad no cometieron delito alguno, sino que simplemente, a su modo, en forma visceral y hasta ingenua, criticaban, desde su propios dogmas, el poder de las estructuras religiosas que tanto daño han hecho a lo largo de la historia.

Está fuera de lugar escandalizarse de que para alguien resulten antipáticas las imágenes distintivas de la Iglesia Católica. Hay que recordar, por ejemplo, las atrocidades de la Inquisición y de la Conquista, que se perpetraban invocando a Dios y a los Santos; las masacres de protestantes y las guerras religiosas en la Europa del siglo XVI, las sangrientas guerras cristeras y, en épocas más recientes, el contubernio de jerarcas católicos con gobiernos derechistas que, como en el caso de México, suelen recurrir a la represión militar y al apoyo mediático y clerical para controlar a la población. l

El pasado domingo, abusando de las circunstancias, Armando Martínez, colaborador de Norberto Rivera y dirigente de los llamados "abogados católicos", propinó un par de golpes a uno de los manifestantes, un joven a quien ya llevaban sometido los efectivos policiales que custodian el interior del recinto y que están al servicio del cardenal.

No es la primera vez que los efectivos de Rivera, como si estuviéramos en la época de la Colonia, agreden físicamente a personas que acuden a Catedral a manifestar su desacuerdo con el discurso y la política del Arzobispado o, como en este caso, con las prácticas mismas del catolicismo.

Hugo Valdemar, otro colaborador de la Arquidiócesis, denunciado por su intromisión en asuntos político electorales, ha tratado de azuzar a las huestes del fanatismo católico, refiriéndose al "sacrilegio" perpetrado por los manifestantes, como si las leyes y la sociedad tuvieran que perseguir la disidencia religiosa de quienes consideran el culto a los santos como mera superstición (tesis que en sí misma muchos compartimos, sin llegar al extremo de comprar una de esas imágenes para luego destruirla públicamente).

Independientemente de la polémica religiosa, es un hecho que la protesta directa, que requiere de una gran dosis de valentía y convicción, es la única reacción que ha podido afectar a jerarcas como Norberto Rivera, que cada día, con el apoyo del gobierno federal y de muchos medios de comunicación, actúan contra las libertades y el bienestar de amplios sectores del pueblo de México.

Equivocadamente, y en muchos casos de buena fe, hay quienes creen que la solución a hechos como el suscitado el domingo es reforzar la vigilancia en Catedral, lo cual sería, simplemente, darle a Norberto Rivera y en general a la jerarquía católica, más armas contra la disidencia religiosa (que no es un delito sino un derecho) y en general contra la inconformidad popular, que ellos mismos han provocado.

Lo ocurrido el domingo en Catedral puede entenderse como una forma desesperada de un pequeño grupo religioso para hacerse oír, en un país donde los medios y las instituciones están controladas por la Iglesia Católica, que de esa manera recoge los frutos de la indignación que con sus abusos ha sembrado.

Independientemente de ese hecho, desde hace unos años, un grupo de manifestantes, encabezado por Julia Klug, protesta contra los abusos del clero católico y se pronuncia en defensa del estado laico; son pocos y muy valientes, y sin duda expresan planteamientos con los que muchos estamos de acuerdo.

Hay también comunicadores y personajes públicos que han llevado a cabo campañas en favor del estado laico y contra la actitud injerencista del clero; esas campañas son necesarias y dignas de elogio, pero en estos tiempos, no han un medio tan eficaz el poder de los jerarcas católicos, que una y otra vez quedan impunes pese a las denuncias expresadas en algunos medios o en foros públicos.

En Guadalajara, tuvo que salir el pueblo a las calles para frenar el respaldo público y multimillonario del "gober piadoso" al llamado Santuario de los mártires, dedicado a los sanguinarios cristeros.

En contraste, el polémico y millonario prelado de Ecatepec, Onésimo Cepeda, puede incurrir en todo tipo de irregularidades y delitos de cuello blanco, pues ante la ausencia de una reacción popular directa, como él dice sus críticos "se la persignan" y "el estado laico es una jalada".

Igualmente, con la complicidad de políticos oportunistas del PRI, y desde luego, en alianza con el Partido Católico, que es el PAN, la jerarquía católica ha logrado, en muchas entidades de la República, hacer prevalecer su consigna de encarcelar a las mujeres que se atreven a abortar.

Quizás, mientras las mujeres que corren ese riesgo penal, no se animen a defender su causa, y a protestar directa y pacíficamente ante los responsables de esa persecución, la Iglesia seguirá imponiendo sus normas con la ayuda de la clase política.

Al margen de especulaciones sobre si la protesta del domingo fue una provocación fraguada por la Arquidiócesis y/o por la derecha, el hecho puede entenderse como muestra de la inconformidad cada vez mayor que provocan los abusos y el desmedido poder del clero católico, en particular del Arzobispado, y que incluyen el respaldo gubernamental para la promoción del fanatismo y de la idolatría, además del apoyo policiaco y mediático contra quienes se atreven a manifestar su desacuerdo con el cardenal.

Monday, February 21, 2011

Gobierno Fecal quiere confiscar cuentas a los pobres

El gobierno de Fecal ha sacado al ejército de los cuarteles, para perpetrar masacres y otras atrocidades con el pretexto de luchar contra "el crimen organizado".

La derecha en el poder agrede cotidianamente a los sindicatos y al pueblo, con nuevos impuestos y con medidas como el aumento a los combustibles.

El poco dinero que la gente pobre ha logrado depositar en un banco y lo mantiene como una última reserva, ya no está seguro, porque la derecha en el poder se lo quiere arrebatar con el pretexto de que ese dinero está "inactivo", como si fuera un crimen no poder estarlo incrementando o usarlo para fines comerciales.

Tradicionalmente, gente de modestos recursos, como son muchos ancianos y subempleados, mantienen en el banco un poco de dinero, para poder hacer frente a una emergencia, por ejemplo, una enfermedad, con la confianza de que podrán disponer de él cuando les sea necesario.

Esos ahorros, hasta por la cantidad de 300 días de salario mínimo (menos de 20 mil pesos) corren el riesgo de ser confiscados por el gobierno y entregados a la "beneficiencia pública" si sus propietarios los mantienen sin hacer depósitos o retiros, sea en cuentas de ahorro o en depósitos a plazo fijo, por más de tres años.

Lo anterior, como consecuencia de la reforma al artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito, que se llevó a cabo en febrero de 2008. De acuerdo con ese precepto, dichos fondos serán enviados a una "cuenta global" donde permanecerán otros tres años y, de no reclamarlas, sus propietarios perderán ese dinero, que pasará a la beneficiencia.

De acuerdo con la ley, los bancos, que fungen como intermediarios en esa confiscación masiva de dinero, tienen 90 días para enterar a sus clientes de que están en peligro de perder sus cuentas, por lo que los exhortan a "reactivarlas", haciendo en ellas cualquier movimiento, pero muchos de esos depósitos son a plazo fijo, por lo que esa posibilidad puede demorar meses, con el consecuente riesgo para el ahorrador.

Bancos como HSBC, están enviando notificaciones a los domicilios de los afectados, pero las personas que corren más riesgo de perder sus ahorros son las más débiles: por ejemplo, minusválidos o enfermos, que no pueden acudir a las sucursales bancarias, o gente de edad muy avanzada, o con poca instrucción, a quienes puede tomarles por sorpresa el lenguaje abstruso en que están redactadas esas cartas.

Algunos ahorradores han expresado, lo mismo en sucursales bancarias que en foros de Internet, que lo único claro de esos comunicados es la intención del gobierno de apoderarse del dinero de los ahorrradores.

Surge también la duda de si constitucionalmente es válido que el gobierno se apodere del dinero de los ciudadanos que no han cometido otra falta que mantenerlo en un banco; además, cabe preguntarse si los 10 o 15 mil pesos que tenía una anciana para no verse totalmente indefensa irán a engrosar las arcas de Televisa, con el pretexto del Teletón, o a empresarios poderosos que lucran con la llamada filantropía.

Pero es un hecho que esa medida perjudica a los pobres en beneficio del gobierno fecal y de los más ricos, que son sus aliados.

Como un contrasentido para la cantaleta derechista de la lucha "contra la inseguridad", resulta que para los pobres, la verdadera inseguridad, el peligro real para su pequeño patrimonio, está representado por el gobierno, que pretende arrebatarle todos sus ahorros, robo mayor que el de un ladrón que le pueda quitar solamente lo que lleva en el bolsillo.


La siguiente nota, publicada en El Universal se refiere a los aspectos financieros del problema, aunque no aborda sus implicaciones sociales y humanas:



El UniversalSeccionesCartera

Cuentas inactivas, a beneficencia: banca
Ahorros sin movimiento en seis años ya no se podrán reclamar


Los ahorros de los clientes en una cuenta bancaria y que durante un plazo de tres años no realicen ningún movimiento se enviarán a una “cuenta global”, y si éstos no se reclaman tres años después se canalizarán a la beneficencia.

Una vez que el dinero se dirija a la beneficencia, los depositantes ya no podrán reclamar su dinero.

En febrero de 2008, entraron en vigor cambios a la Ley de Instituciones de Crédito, donde se redujo de cinco a tres años el plazo para concentrar los recursos de cuentas sin movimiento y después, enviarlos a la beneficencia.

Salvador Espinosa, director ejecutivo de productos de captación de Scotiabank, reveló que a tres años de que entró en vigor la ley, los intermediarios iniciaron la notificación a los clientes que no realizaron movimientos, a fin de que activen su cuenta.

Las instituciones tienen 90 días para establecer contacto con los depositantes, por teléfono, correo o mail.

“Si no se logró comunicación con el cliente, o bien, éste siguió sin efectuar ningún movimiento, su dinero se destinará a la cuenta global, que se abrirá en cada banco”.

El también coordinador del Comité de Captación de la Asociación de Bancos de México (ABM) destacó que la cuenta volverá a tener actividad con cualquier retiro o depósito por mínimo que sea que realice el cliente.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el directivo aclaró que una vez que el dinero se encuentra en la “cuenta global”, el proceso para reclamarlo es sencillo. No obstante, cada entidad fijará su procedimiento para la identificación del titular.

Pero advirtió que el dinero que sea canalizado a la beneficencia “ya no se podrá recuperar ni reclamar”.

Salvador Espinosa comentó que los bancos trabajan en la detección de las cuentas sin movimientos, a fin de notificarles que deben activarlas.

Marco Carrera, director de estudios de mercado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), afirmó que para activarlas sólo se requiere un movimiento.

El artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito establece que las cuentas, que en un periodo de tres años no registren movimientos por depósitos o retiros, se canalizarán a una “cuenta global” en el mismo banco.

Tres meses antes de que concluya el plazo (90 días) la entidad está obligada a dar aviso por escrito al cliente.

La legislación puntualizó que una vez que los recursos se canalicen a la “cuenta global”, los intermediarios no podrán cobrar comisiones, pero sí generarán un interés mensual que equivaldrá al aumento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Cuando el depositante se presente para realizar un depósito, retiro, o reclamar la transferencia o inversión, la institución deberá retirar de la “cuenta global” el importe total, a efecto de abonarlo a la cuenta o entregárselo.

Sin embargo, si los recursos siguen sin movimiento por otros tres años y cuyo monto no exceda el equivalente a 300 días de salario mínimo —174 mil pesos (sic)—, se entregarán a la beneficencia. Con ello, los derechos del ahorrador “prescribirán y una vez en poder de la beneficencia, no podrán reclamar ni recuperar los recursos”.