Thursday, March 15, 2007

DF: Próximo debate sobre el aborto.

El aborto en el DF
Hipocresía panista
Edgar González Ruiz

El PAN es el único partido donde prevalecen ideas contrarias al estado laico y a los derechos sexuales y reproductivos; por eso sistemáticamente se opone a la despenalización del aborto y a la legalización de las sociedades de convivencia.
A mediados de abril se debatirá en la ALDF la despenalización del aborto, por lo que Acción Nacional ha iniciado una cruzada antiabortista en alianza, como siempre, con la jerarquía católica y con grupos como Provida y la Unión Nacional de Padres de Familia.
Tanto la derecha como esos grupos conservadores utilizan la falacia de que son a ultranza defensores “de la vida” y que por ello no admiten el aborto ni la eutanasia, pero la mentira es evidente si consideramos que George Bush acaba de visitar México y que ninguno de esos grupos “provida”, ni los panistas, salieron a protestar por ello, a pesar de que el presidente de EU ha sido causante de la muerte de muchas personas, incluyendo niños, en las guerras y agresiones que ha desatado.
Tampoco les ha molestado a esos “defensores de la vida” la represión, por sangrienta que sea, contra la oposición izquierdista, ni las políticas de militarización, a pesar de que el uso de las armas es por naturaleza contrario a la vida.
En realidad, la motivación de esos grupos, que especialmente en la capital del país carecen de arraigo y poder de convocatoria, es la defensa de la moral sexual represiva y de la restricción a las libertades individuales, tal como pregona la jerarquía católica.
En coyunturas como la inminente discusión sobre el aborto se hace evidente que el PAN sí es aliado de la ultraderecha, y por ello suman sus esfuerzos personajes como Jorge Serrano Limón, siempre promotor del PAN y protegido del Yunque, con Manuel Espino y con Carlos Abascal, quien combina el fundamentalismo católico heredado de su familia con las tácticas gangsteriles fruto de su propio pragmatismo.
Usando la misma retórica mentirosa, la nueva dirigente del PAN capitalino, Mariana Gómez del Campo, prima de Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, ha dicho que los panistas estarán defendiendo el derecho a la vida en esa tribuna.
Y se prevé que estarán solos en esa lucha contra el aborto -no por “la vida”, como ellos dicen- pues ha trascendido que los demás partidos adoptaran una posición progresista, en defensa del bienestar de las mujeres y de la libertad de conciencia.
Sin embargo, hay varios factores que pueden obstaculizar esos proyectos de manera imponderable. Por un lado, el compromiso antiabortista del propio Felipe Calderón, como siempre lo expresó en su trayectoria política, y de muchos de los principales funcionarios de su gabinete, como es el caso de Ramírez Acuña, en la Segob, y de Angel Córdoba Villalobos en la Secretaría de Salud. No se puede saber hasta dónde estén dispuestos a entablar una guerra sucia contra quienes defienden los derechos sexuales.
Otro factor, por ende, es el oficialismo rampante, de los comunicadores y líderes de opinión que pueden prestarse a defender planteamientos conservadores con los que en el fondo no están de acuerdo, o bien pueden seguirse concentrando en atacar a la izquierda haciéndose de la vista gorda en lo referente a temas críticos para la derecha, como el del aborto.
Cabe señalar también el oportunismo que ha sido frecuente entre algunos supuestos dirigentes de la lucha por esos derechos, como es el caso de Patricia Mercado, que finalmente se prestan a “conciliar” con quien tiene el poder, para su propia conveniencia, como lo hizo en las pasadas elecciones, con lo que facilitó la permanencia del PAN en el poder.
Hay que tener en cuenta también que hay empresarios poderosos, magnates como Lorenzo Servitje, patriarca del grupo Bimbo, que sin duda van a poner todos sus recursos contra el progreso y la libertad.

1 Comments:

Blogger No Hassle Loans said...

Have you tried Phentramine or Hoodia Diet Pills? They have a good selection here Hoodia Weightloss Pills

11:21 AM  

Post a Comment

<< Home